29 de diciembre de 2010

NO EMITAS JUICIOS NI CRITICAS CUANDO DESCONOZCAS LA MAYOR PARTE DE LOS HECHOS

Con este consejo estoy completamente de acuerdo. 
Que no debemos criticar a nuestros semejantes y que no debemos emitir juicios de sus vidas, es evidente. Muchas veces hablamos sin saber. El refrán dice: "más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena". Yo añadiría más, incluso si conoces los hechos es mejor permanecer callado. Cuando criticamos a los demás, explicamos que el otro se está equivocando, que nosotros lo haríamos de otra manera, creamos una atmósfera desagradable. Lo que hemos hablado pasa de boca a boca y al final dicen que hemos dicho lo que tal vez no hemos dicho, pero si que hemos dicho algo, y quedamos fatal. Es esa manía de querer que los demás piensen como nosotros y actúen como nosotros, como si fuéramos poseedores de la verdad. Consideramos que los demás están equivocados y somos nosotros los que lo hacemos bien. Estamos pendientes de los otros en vez de fijarnos un poco más en nuestras incongruencias. 
Surgen montones de programas de televisión que son para criticar al otro o para dar  argumentos a voces, y son, curiosamente, los que tienen mayor audiencia. 
Considero que la crítica y el juicio a los demás no son sanos. Y la crítica continua a nosotros mismos, tampoco. Para ser un poco más felices es mejor vivir y dejar vivir.
El 23º consejo de Gurdjieff a su hija fue:

No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.

2 comentarios:

  1. No hay mejor palabra que la que no se dice.....

    ResponderEliminar
  2. En boca cerrada no entran moscas. Bueno no se si pega este.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...